#Edcamp Santiago: “Mi hija quiere estudiar Pedagogía”

Edcamp Santiago 2012 is a free professional development event for teachers. 14 de enero Univ. Mayor http://www.eventbis.com/edcamp FREE GRATIS Inscribirse Ahora!

Lunes 05 de Diciembre de 2011

Mi hija quiere estudiar Pedagogía

Mariana Grunefeld Echeverría

Mientras ocurren marchas, discusiones, encuestas y una superabundancia de declaraciones respecto del tema educacional en Chile, mi hija de 18 años juega su propia batalla: quiere estudiar Pedagogía, ante el estupor de cuantos la escuchan.

Hace un año que oye comentarios del tipo “Te vas a perder”, “En Chile la carrera es mediocre y te vas a aburrir”, “Para influir en educación, debes estudiar otra cosa”. Ahora que se acerca la PSU, le repiten un despectivo “¿Para qué estudias tanto?”

Yo me la he jugado apoyándola.

¿Y si me equivoco?

Investigo y descubro que se puede ser profesor con 450 puntos o menos, es decir, contestando bien 16 preguntas o menos de las 150 que tiene la PSU, y que sólo el 20 por ciento supera los 600 puntos de ingreso. Mis otros hijos, alumnos de Ingeniería y Derecho, juegan conmigo. “Oye” -me dice una mientras lee con vista cansada la página cinco mil de la semana-,

“Pedagogía es fácil, se puede carretear harto”.

Prejuicio puro, pienso, pero mientras más averiguo, menos me tranquilizo. Estudios comparan los conocimientos de alumnos al ingresar y al egresar de Pedagogía: mejoraron dos por ciento en matemáticas, cuatro por ciento en lenguaje, después de… ¡seis años!

Mallas ineficientes y alumnos desmotivados no bastan para desaconsejarle la elección.

Pienso en su vocación, en su persistencia.

Entonces, miro a mi marido; leo su mente:

¿Podrá vivir de la docencia?, se pregunta.

¿Podría ser ella el puntal económico de una familia con hijos?

Le recito titulares de la prensa, le explico la conciencia que han tomado el país y las autoridades.

Él, mudo (esta vez no quiero adivinar lo que piensa). Sigilosa, al anochecer averiguo que los pedagogos reciben ingresos, al menos 28,6 por ciento más bajos que los egresados de otras carreras universitarias; que no hay gran diferencia entre lo que gana un profesor y un director de colegio, y que no importa dónde trabaje.

Pienso.

La inamovilidad convierte el techo de Pedagogía en el piso o subterráneo de Ingeniería.

Es cierto, su desempeño académico podría hacerla tocar el cielo del éxito social o financiero, pero sucede que ella ha elegido teñirse las manos y el corazón con los niños de esta tierra. Durante años la he visto hacer clases cada sábado en sectores vulnerables; ha ido al sur, al norte, al este y al oeste, pintando colegios, enseñando, ayudando.

¿Cuál es el camino para una hija así?

¿Bastará Pedagogía General Básica?

¿No desertará, decepcionada del nivel académico?

¿Se oirá su voz cuando otros diseñen políticas educacionales?

Qué más quisiera yo que ella ganara su pequeña gran batalla, que escogiera la carrera de sus sueños para poner sus talentos al servicio de los niños y la educación chilena.

Pero intuyo que gigantescos molinos de viento estarán ahí para botarla…
**

Estimado lector, ¿que pienses tu?

La pregunta no es fácil. La hija juega su futuro, y muy probablemente, el futuro del país chileno entero…

About profesorbaker

Thomas Baker is the Past-President of TESOL Chile (2010-2011). He enjoys writing about a wide variety of topics. The source and inspiration for his writing comes from his family.
This entry was posted in Education, Education Technology, EFL, Higher Education Teaching & Learning and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s