26 Roles (Tipos) De Estudiantes: ¿A Cuántos Tienes En Tu Aula? ¿Cuales Son Los Beneficios Y Retos De La Diversidad?

El propósito del artículo de hoy trata sobre los diferentes tipos, o roles, de estudiantes (alumnos) que te puedes encontrarte en un aula. Se trata de una clasificación que tiene como finalidad no sólo detectar las características propias de cada alumno, sino aprovechar esa información en beneficio del grupo clase.

Primero, me gustaría dejar claro que estos 26 roles no son etiquetas.

¿Por qué lo digo? Porque una etiqueta no va más allá de una simple categorización. En este sentido el artículo busca enumerar los roles buscando en todo momento el bien del alumno y del grupo.

Entonces, vamos a comenzar a descubrir qué tipos de alumnos te enfrentas todos los días en un aula?

Lo que es más importante, sin embargo, es la siguiente pregunta:

¿Quieres aprender a detectar estos 26 roles en beneficio del grupo?

Si es así, como canta Rocio Durcal y Enrique Guzman: Acompañame…

Estudiantes

¿Por qué detectar los roles en un grupo clase?

Como muy bien sabrás si has impartido clases en un aula, cada alumno intenta buscar su sitio en un grupo clase. Conocer los distintos roles que se dan en dichos grupos puede convertirse para ti en una herramienta francamente útil para ayudar al grupo.

Para esta clasificación, me he servido del libro de Juan Vaello, titulado: “Cómo dar clase a los que no quieren.”

Según Vaello, “El secreto de enseñar no es tanto transmitir conocimiento como contagiar ganas, especialmente a los que no las tienen.” Las propuestas que se sugieren en el libro plantean la convivencia y el aprendizaje como dos facetas que forman parte de la formación integral del alumno.

Este libro se basa en un planteamiento de educación socio-emocional que ha desarrollado el autor en otros de sus trabajos.

El texto se organiza enumerando una serie de principios clave sobre los que reflexionar. Para cada uno de ellos arranca con tres preguntas:

1. ¿Qué hacer?
2. ¿Por qué?
3. ¿Cómo que se responden de una manera clara y concisa?

Las estrategias que se proponen pretenden ser eficaces, sencillas, fáciles de aplicar y formativas, pues están pensadas para la acción directa en las aulas y dirigidas especialmente a aquellos profesores que se enfrentan a diario a la clase.

Adamás, en el libro, hay una clasificación relacionada con los atributos definidos basados en la taxonomía de Kevin Bales. Según Bales, los niños hiperactivos, cuando están en un grupo, como es una clase, se comportan de forma distinta a como lo harían con su familia o con sus amigos. A estas conductas se las denomina “roles” o “papeles sociales” y, según sean positivos o negativos, contribuyen a que en la clase haya un ambiente agradable o desagradable.

Aunque estos roles son necesarios en la formación del grupo, hay que evitar encasillarse en uno de ellos por mucho tiempo. Así que es preferible representar distintos papeles según el momento y la situación.

En el caso de los niños con TDA-H que son subtipo hiperactivo/impulsivo tienden a querer dominar todas las situaciones, hacen preguntas e interrumpen constantemente,
convirtiéndose muchas veces en el “matón” de la clase.

La Taxonomía de Bales:

Atributos de poder:
Ascendente. Alumno que manda, dirige y decide sobre los demás.
Descendente. Alumno que se deja llevar, es decir, los demás deciden por él.

Atributos de aceptación:
Positivo. Alumno aceptado por el grupo. Todos acuden a él.
Negativo. Alumno rechazado por el grupo. Todos se alejan de él

Atributos de contribución al trabajo:
Cooperador. Alumno que ayuda a los demás, anima y promueve acciones.
Reacio. Alumno que dificulta, entorpece o rehuye el trabajo.

Con estas tres grandes variables es como se pueden construir los 26 tipos o roles de alumnos de un grupo en función de su poder, grado de aceptación y contribución a las tareas.

tdah roles ninos clase

Los 26 Roles de Alumnos que Pueden Darse en un Aula:

Juan Vaello en su libro, “Cómo dar clase a los que no quieren”, establece la siguiente clasificación:

1. Mandón. Si finalidad es mandar, pero desprestigiando a los que le rodean.

2. Organizador. Tiene capacidad de hacer sugerencias como, por ejemplo, actividades.

3. Líder de grupo. Es capaz de guiar a los demás. Alumno con mucha seguridad en sí mismo.

4. Matón. Busca en todo momento la amenaza, tanto de sus compañeros como de sus profesores.

5. Dominante. Su prioridad es la de mandar sobre todo el grupo.

6. Líder social. Tiene la capacidad de generar sinergias, de promover iniciativas que se salen de lo estrictamente curricular.

7. Desafiante. Alumno con tendencia a la desaprobación constante.

8. Sociable. Alumno abierto, extrovertido y que tiene la capacidad de caer bien a todo el grupo clase. Alumno con un alto grado de aceptación.

9. Pelota. Tiene tendencia al rechazo. Se caracteriza por ir continuamente detrás del profesor demandando su atención, consentimiento, haciendo preguntas que no vienen a cuento…

10. Trabajador. Alumno capaz de aislarse del resto del grupo y que trabaja de forma continuada a lo largo de una sesión lectiva. Suele ser bastante individual.

11. Buen compañero. Alumno que se preocupa por los demás. Practica la generosidad entre sus compañeros.

12. Aislado. Alumno solitario que tiende a rehuir del contacto con sus compañeros y profesores.

13. Amigo. Tipo de alumno que va más allá del mero compañero de clase. Es capaz de compartir intimidades de tipo personal. Alumno con una alta capacidad de ayuda.

14. Pasota. Se desentiende de todo lo que le rodea. Se mantiene al margen de los problemas o conflictos que pueden subir en un aula.

15. Inconformista. Suele estar en constante desacuerdo con las decisiones que toma o se toman en el grupo clase.

16. Contemporizador. Es el alumno encargado de resolver los pequeños conflictos que van surgiendo en el aula. Es una especie de mediador del grupo.

17. Mártir. Alumno que manifiesta la tendencia de cargar con las culpas o faltas de los demás.

18. Sumiso. Se caracteriza por dejarse llevar fácilmente. Suele carecer de personalidad y sigue la corriente marcada por otros compañeros.

19. Comparsa. Alumno que no tiene ninguna relevancia o protagonismo en el grupo, es decir, pasa totalmente depreciado como si no existiera.

20. Solitario. Alumno aislado, que no se hace con nadie del grupo.

21. Callado. Se caracteriza por no manifestar al grupo su opinión.

22. Mascota. Alumno muy popular en el grupo, que cae bien a todos o a casi todos y que adquiere el papel de representante del grupo.

23. Alienado. Busca simpatías subestimándose a sí mismo para ganar en aceptación.

24. Distante. Se relaciona poco a nada con el grupo, no intima con sus compañeros.

25. Muñeco. Alumno que carece de opinión y criterio propio.

26. Comediante. Alumno que busca continuamente la gracia. Llama continuamente la atención.

Si te fijas bien en cada uno de estos 26 tipos o roles de alumnos, todos y cada uno de ellos encajarían en algunos de los tres atributos que he comentado más arriba. Incluso algunos presentan varias combinaciones.

Vaello los clasifica uno por uno. Por ejemplo:

Alumno dominante: ascendente.

Alumno organizador: ascendente y cooperador.

Alumno Solitario: descendente y negativo.

tdah hiperactividad aula 1

tdah hiperactividad aula 2

qnq

Cómo dar clase a los que no quieren

26 Roles de Alumno

¿Y ahora qué?

Al principio del artículo he insistido en que estos roles no deben entenderse como etiquetas, sino como fuente de información que permita mejorar el grupo.

Entonces, ¿qué usos se pueden dar hecha la asignación de roles en un grupo clase?

Confeccionar grupos de un mismo curso académico para que estos estén compensados.

Realizar un sociograma del grupo y establecer cuáles serán las posibles vías de actuación a partir de sus peculiaridades.

Hacer prevención insistiendo en dinámicas de grupo adecuadas al grupo. Un ejemplo de dinámica que funciona muy bien sería la de este enlace

Distinguir entre los alumnos con una determinada problemática o conflictividad y los alumnos con cualidades positivas.

Asignar tutorías individualizadas en alumnos con una determinada conflictividad para incidir en determinados aspectos curriculares, conductuales, emocionales…

Distribuir el espacio para evitar conductas disruptivas.

¿Cuáles son algunas de las dificultades más comunes que un grupo clase puede presentar a partir de los roles de los alumnos?

Juan Vaello extrae algunas de las problemáticas más comunes que se dan en el aula a partir de los 26 tipos o roles de alumno que acabo de enumerar. Pero no sólo las expone, sino que es capaz de dar una solución a cada uno de ellas.

Para no extenderme más de lo habitual, tan sólo enumeraré las dificultades. Aún así, te recomiendo las propuestas específicas y las estrategias que propone Juan Vaello para cada una de estas.

Dificultades más comunes:

Impuntualidad

Falta de material

Disrupciones leves

Cuchicheo

Interrupción constantemente

Conducta irrespetuosa

Instigación al conflicto

Apatía

Agresividad verbal y física

Conducta graciosa

Conducta desafiante

Grosería

Murmuración

Hiperactividad

Timidez

Chivo expiatorio

Alumno contestón

Alumno sabelotodo

Alumno camarilla

Alumno absentista esporádico

Alumno absentista habitual

Alumno vago y desmotivado

A todas y cada una de estas dificultades, Juan Vaello aporta una serie de estrategias muy concretas y que resultan realmente efectivas en la mayoría de los casos.

Roles de alumnos. Conocer más para enseñar mejor. A modo de conclusión.

Si has leído hasta aquí, espero que hayas captado la intención de este artículo, es decir, lo que he querido enseñarte en esta entrada es que en muchas ocasiones se etiquetan alumnos y grupos de forma gratuita y etiquetar no resuelve los problemas que subyacen en un grupo clase.

Un grupo clase en sí presenta una riqueza y una diversidad que en ningún caso debemos ver como un problema, sino como una oportunidad.

¿Qué quiero decir con esto?

Pues que cuanto más y mejor conozcamos a nuestros alumnos, mejor les enseñaremos.

Ojalá que esta entrada te ayude a reflexionar sobre los roles que tienes de cada uno de tus grupos clase y esa información te permita mejorarlos.

BIBLIOGRAFÍA

Vaello Orts, J. (2011). “Cómo dar clase a los que no quieren”. Madrid. Editorial Graó General Castellano.

Advertisements

About profesorbaker

Thomas Baker is the Past-President of TESOL Chile (2010-2011). He enjoys writing about a wide variety of topics. The source and inspiration for his writing comes from his family.
This entry was posted in Culture, Educación Adulta, Education, Higher Education Teaching & Learning, human-rights, PLN, Reflections, Teaching Tips and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s