Aprendizaje Colaborativo Basado en Proyectos

2

Aunque para muchos educadores los términos colaborativo y cooperativo son
términos afines y comparten significados similares; se mantiene un importante debate
acerca de si quieren decir lo mismo o no cuando se aplican al aprendizaje en equipo.

Por un lado, hay autores que utilizan los dos términos de manera intercambiable, en el sentido de estudiantes que trabajan de forma interdependiente en una tarea de
aprendizaje común.

Otros, sin embargo, hacen hincapié en una clara distinción epistemológica (Kaendler, Wiedmann, Rummel y Spada, 2015).

Los partidarios de esta distinción señalan que la colaboración es una filosofía de la interacción y un estilo de vida personal en el cual las personas son responsables de sus acciones y respetan las aportaciones de los demás.

En la cooperación ven una estructura de interacción diseñada para facilitar el logro de un resultado final, de una meta, a través del trabajo en grupo (Panitz, 2001).

En esta misma línea, Rubia, Jorrín y Anguita (2009) afirman que el aprendizaje colaborativo es más una filosofía que una técnica, mientras que el trabajo cooperativo es un conjunto de procedimientos que ayudan a llevar a cabo la interacción en un grupo.

Podríamos decir por lo tanto, que el aprendizaje colaborativo se puede hacer efectivo a través de la cooperación.

libros sobre Design Thinking

Al abordar el concepto de aprendizaje colaborativo nos parece relevante seguir como
referencia a Johnson y Johnson (1986) y Driscoll y Vergara (1997), los cuales destacan
cinco características básicas de este tipo de aprendizaje:

1 – Interdependencia positiva: los miembros del grupo dependen unos de otros
para lograr una meta u objetivo común. Todos comparten una razón para
trabajar juntos maximizando su propio aprendizaje y el de los demás.

2 – Fomento de la interacción: los miembros del grupo interactúan para desarrollar
relaciones interpersonales, se ayudan unos a otros para trabajar
eficientemente, mediante la contribución individual de cada uno.

3 – Responsabilidad individual y grupal: cada uno de los miembros del grupo debe
asumir su responsabilidad para contribuir al aprendizaje de todos.

4 – Desarrollo de habilidades sociales que posibiliten la colaboración, como ser
capaces de establecer una comunicación fluida, resolver conflictos, negociar y
compartir tareas, etc.

5 – Proceso de grupo: el grupo reflexiona y evalúa su funcionamiento realizando los
cambios que sean necesarios para aumentar la efectividad del grupo.

Los cinco elementos anteriores, interactúan de manera intencionada para conseguir que el grupo no sólo aprenda de manera colaborativa mientras desarrolla alguna actividad y obtiene resultados, sino que a través de ellos se consigue transferir la filosofía del aprendizaje colaborativo hacia cada uno de los miembros del grupo (Pérez López, 2014).

**

Driscoll, M. y Vergara, A. (1997). Nuevas tecnologías y su impacto en la educación del futuro. Revista pensamiento educativo, Revista de investigación educacional
latinoamericana, 21(2), 81-99.

Johnson, R. T. y Johnson, D. W. (1986). Action research: Cooperative learning in the science classroom. Science and Children, (24), 31-32.

Kaendler, C., Wiedmann, M., Rummel, N. y Spada, H. (2015). Teacher Competencies for the Implementation of Collaborative Learning in the Classroom: a Framework and Research Review. Educational Psychology Review, 27(3), 505-536.

Panitz, T. (2001). Collaborative versus cooperative learning: comparing the two definitions helps understand the nature of interactive learning. Recuperado de
https://files.eric.ed.gov/fulltext/ED448443.pdf

Pérez-López, E. (2014). Implementación de la estrategia didáctica del aprendizaje colaborativo, en el curso de laboratorio de técnicas instrumentales de análisis de la carrera de laboratorista químico. Revista de las Sedes Regionales, 15(32), 85-96.

Rubia, B., Jorrín, I. y Anguita, R. (2009). Aprendizaje colaborativo y TIC. En J. De Pablos (Coord.), Tecnología educativa. La formación del profesorado en la era de internet (pp. 191-214). Málaga: Ediciones Aljibe.

About profesorbaker

Thomas Baker is the Past-President of TESOL Chile (2010-2011). He enjoys writing about a wide variety of topics. The source and inspiration for his writing comes from his family.
This entry was posted in ABP, Educación Técnica Profesional, Uncategorized and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s